Ecologia

El arroyo de la Miel acumula basuras y peligrosos desechos

El incivismo de unos desconocidos ha convertido un tramo del recientemente recuperado cauce del arroyo de la Miel en un basurero ilegal, tanto de residuos domésticos como de muebles y material de construcción tales como planchas de uralita.

El material de desecho ha sido vertido en un área del cauce a poca distancia del entubamiento del arroyo, que comienza frente al barrio del Guadalquivir, al otro lado de la Ronda Sur de la A-4, con lo que ello supone de peligro ya que la entrada de este tramo soterrado puede taponarse con los restos si se registran lluvias de cierta consideración.

El incívico uso como basurero del cauce es más llamativo si se tiene en cuenta que el arroyo ha sido sometido recientemente a una profunda y costosa obra de recuperación dentro de un programa del Gobierno y del Ayuntamiento que ha supuesto la inversión de 39,38 millones de euros para 12 arroyos del término municipal. En el arroyo de la Miel, esta obra no se limitó a adecuar el cauce consolidarlo, sino que tuvo un carácter ecológico al limpiarse el entorno y repoblar las márgenes con especies autóctonas, todo ello siguiendo modernos criterios de intervenciones en medios naturales.

La acumulación de residuos en el arroyo de la Miel hizo que en diciembre de 1989 se formara una enorme balsa cuya rotura, durante unas fuertes lluvias, inundó el barrio del Guadalquivir y provocó la evacuación de numerosos bloques anegados.

Fuente: Diario Córdoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *